Cuatro razones para obtener una certificación de pruebas software

201403flecha

Post invitado: Joaquín Oriente de Formandobits.com

En la actualidad vivimos una auténtica fiebre con las certificaciones personales. Se ofrecen muchas y de todos los colores: ITIL, PMP, CISA, CISM, … y cómo no, también relativas a pruebas software como las ISTQB y TMap.

Muchos comentan que las certificaciones sobre testing son muy necesarias, otros tantos que no les ha aportado nada. Supongo que en esta maraña de siglas me toca preguntarte: cuál es tu razón para obtener una certificación de pruebas software.

Razón 1: Para cambiar o conseguir un nuevo trabajo

Esta razón lleva asociada una pregunta obligada… ¿Existe demanda real de este tipo de certificaciones en España?

La respuesta tristemente es no.

A finales de año publiqué en mi blog una comparativa sobre el número de ofertas de Infojobs en España relativas a certificaciones personales, y las certificaciones de pruebas estaban en el “long-tail” de títulos no demandados.

20131130Certificaciones

He repetido este experimento ahora con un resultado idéntico, pero esta vez comparándolas con el total de ofertas asociadas a la categoría de “Informática – Telecomunicaciones” y concretando dentro de esta categoría las ofertas asociadas a “Pruebas” o “Testing”.

Ofertas de trabajo

Una cosa está clara, las empresas no demandan estas certificaciones o las consideran opcionales, aún buscando perfiles para testing (técnicos o de gestión) o QA.

De hecho, el reclamo de alguna de estas ofertas es conseguir una de estas certificaciones una vez has realizado la incorporación al puesto. Curioso, ¿no?

Razón 2: Porque en el futuro va a ser una certificación demandada

Bien, has asumido que el mercado actual en España no tiene en cuenta las certificaciones sobre testing pero piensas que existe futuro en esta actividad y que a medio plazo se demandarán perfiles con esta formación.

La pregunta en este caso es… aunque en España las certificaciones sobre testing no son populares, ¿lo son fuera de nuestras fronteras?

La respuesta es sí, y cada vez más. Por lo menos las relativas a ISTQB.

Si nos fiamos de la información que proporciona Google Trends sobre la popularidad (número de búsquedas en Google) de los términos ISTQB y Tmap a lo largo del tiempo vemos que, en el caso de ISTQB, la popularidad es creciente desde el 2005 y se mantiene actualmente. Vemos también que TMap no es tan popular, y que su tendencia es de ligero aunque sostenido retroceso.

ISTQBvsTMapWorldTrendLite

Estos datos están extraídos de búsquedas a nivel mundial, y concentran en la India (la reina y destino de la externalización de servicios de testing) el epicentro de la popularidad de estos términos.

¿Y si nos fijamos en datos comerciales de ISTQB? Bueno, ellos lo tienen claro. Comentan en sus presentaciones que el desequilibrio entre oferta limitada y demanda creciente de profesionales formados (y de paso certificados) en testing va a suponer un reto para el que debemos de empezar a prepararnos. ¿Realidad o ficción?

Puede que sea una realidad, pero si vamos a un futuro con una demanda creciente de testers seguramente será así… pero desde un nuevo paradigma (esto nos lleva a la tercera razón).

Razón 3: Para adaptarme a un presente cambiante y un futuro incierto

El momento actual, que algunos definen como post-agilismo o de síntesis del paradigma tradicional y la respuesta ágil, está suponiendo un cambio de perspectiva para la figura del tester.

En el ciclo de vida en cascada lo teníamos muy claro, los desarrolladores codificaban y los testers probaban. Con el agilismo han llegado los equipos multidisciplinares, donde los desarrolladores se apropian de las actividades de pruebas y se prima el aportar el máximo valor al cliente lo antes posible (software funcionando) fuera de trabas contractuales o documentación innecesaria.

En el momento actual tenemos un poco de todo. Las empresas han asumido parcialmente cada nueva moda y aparecen nuevos retos para el testing, como la necesidad de lanzar lo antes posible un producto al mercado no importando si está “bien hecho” (lo que importa es responder a las necesidades del cliente y aportar valor antes que tus competidores), y por otro lado y consecuencia de lo anterior, las estrategias de automatización de pruebas.

No en vano ISTQB quiere estrenar para este año 2014 una certificación “agile tester” a nivel de fundamentos y otra de automatización de pruebas a nivel experto. Lo que nos lleva a pensar que tener una certificación en pruebas en un contexto tan cambiante no es sino un paso más en un camino personal de constante reciclaje y adaptación donde las piezas no pueden estar separadas (no más waterfall) y los perfiles no son fijos sino que mutan y se complementan (tester?, desarrollador-tester? desarrollador-tester-QA?).

portfolio2014ISTQB

Ruta de certificación ISTQB

Razón 4: Para aportar valor

En mi opinión esta es la clave. Está bien tener un ojo en lo que está pidiendo el mercado, pero por otro lado es importante no perder la visión de que la única manera de sobrevivir en este mundillo donde todo va tan rápido es tener una postura de constante adaptación y de aportación de valor como profesional de la calidad software.

Desde este punto de vista sí que es importante la formación y las certificaciones como manera de ahondar en las buenas prácticas y metodologías de ahora, que no son sino revisiones de soluciones que vienen proponiéndose desde hace décadas.

Pero lo más importante es el reto de tratar de aplicar estas soluciones, liderar cambios en tu ámbito de actuación, adaptar las buenas prácticas de pruebas software a las necesidades concretas de tu trabajo, demostrando que la calidad es un coste pero también una inversión que debe partir de una estrategia con resultados medibles.

Y aunque esto puede hacerse con o sin certificaciones, el camino de la certificación me parece el más natural como un paso más en el camino del autoaprendizaje.

¡Aquí lo dejo! Espero que te haya gustado el post y no dudes en añadir un comentario.

Gracias a Testeando Software por darme la oportunidad de compartir este espacio.

Referencias de interés:
ISTQB® Summary Slides
Relación entre TMap y TMMi

¡Salud y Calidad!

11 comentarios

  • Raúl

    Hola Joaquín,

    Muy buen artículo. Yo en mi caso creo que me certifiqué “Para adaptarme a un presente cambiante y un futuro incierto”. y creo que volvería a hacerlo, pero como tú bien dices, como parte de “un camino personal de constante reciclaje y adaptación”, dónde “los perfiles no son fijos sino que mutan y se complementan (tester?, desarrollador-tester? desarrollador-tester-QA”.

    Ahora sólo queda esperar a ver si realmente “en el futuro va a ser una certificación demandada”.

    Un saludo.

    • Me alegro de que te haya gustado Raúl. La idea es que conseguir una certificación está bien, pero se debe aportar valor aplicando este conocimiento a la hora de tomar decisiones y proponer cambios. Si no se busca aplicación en algún sentido en el día a día y seguimos haciendo las cosas desde “el sentido común” habremos hecho una pobre inversión.

  • Pingback: Blogs de lectura obligada - Blogs testing

  • ROGGER VILCARROMERO

    Hola,
    Soy un tester de sw peruano, tengo 7 años de experiencia como QA y me gustaría indicar que inicialmente era complicado buscar cursos o certificaciones de pruebas hasta hace unos años que se han hecho más populares. Aquí en Lima – Perú ya varias empresas (más del 50%) piden el ISTQB Básico como requisito en las hojas de vida, en mi caso personal yo lo tomo con tener un plus a mi experiencia laboral, tanto en mi hoja de vida como para mis conocimientos porque el hecho de obtener la certificación no solo avala que llevaste un curso y lo aprobaste, lo más importante con las certificaciones de pruebas es que debes ponerla en práctica en tu día a día para poder demostrar que no es solo un cartón.
    Saludos,
    Rogger.

  • Hola Rogger,

    Que las empresas se den cuenta que es bueno partir de un vocabulario común, un mismo marco, ya es un punto positivo, porque la aplicación de los conocimientos (ya vengan vía certificación, libros, conferencias, …) siempre es una lucha frente a los que no tienen la misma visión.

    Un saludo desde España y gracias por tu comentario.

  • Pingback: Blogs de Testing en Español - Testeando Software

  • Pingback: Curso ISTQB Certified Tester Foundation Level en Buenos Aires - Testeando Software

  • Jorge Almanzar

    Buenos días Joaquín,

    He leído tu artículo y me parece muy interesante y sobre todo sirve para aclarar el tema de las certificaciones y su correcta aplicación, ya que no es solo certificarse por certificarse y/o probar que tienes los conocimientos necesarios en ISTQB, sino que debemos aplicarlos en nuestro trabajo diario para incrementar (Dar valor) a lo que hacemos.
    Saludos desde República Dominicana.

    Jorge.

  • Pingback: Cuatro razones para obtener una certificación de pruebas software

  • Patricio Abello

    Estimados, muy interesante los comentarios, Soy de Chile y acá esta muy en auge el Testing, aunque soy muy nuevo en esta área, me gustaría certificarme para tener una mejor competencia, ya que mi experiencia es poca.

Deja un comentario